Dale clic a la imagen el sábado a las 9:00 am. y escucha:

Dale clic a la imagen el sábado a las 9:00 am. y escucha:
Nunca antes un Diván estuvo tan cerca de ti...Sintonízalo. Mensajes al 0426-8723699

lunes, 28 de mayo de 2012

Una vocación bien cimentada Oscar Briceño Camacho decidió seguir a Cristo

0 comentarios
***Este joven seminarista nació en Boconó el 7 de marzo de 1993, sus estudios de primaria y secundaria los cursó en Niquitao donde vivió desde pequeño y a donde regresa cuando tiene tiempo libre. Alirio Altuve Contreras CNP 14.666 Oscar Briceño Camacho tiene su vocación sacerdotal desde muy niño bien cimentada, el entonces párroco de San Bernabé de Niquitao padre Claudio Riol (+) le brindó las orientaciones oportunas. A Oscar Briceño es muy común verlo en distintas celebraciones religiosas sirviendo como maestro de ceremonia con tanta habilidad que denota mucha proactividad. Explica en la entrevista que siempre ha estado seguro de la decisión que tomó “desde pequeño asistía a las misas en la iglesia de Niquitao, allí se fue alimentado mi corazón, a medida que fui creciendo también lo hizo el interés por el sacerdocio, un buen día participé en un retiro del Camino Neocatecumenal por motivación del Pbro. Claudio Riol, él fue mi padrino de confirmación. En vida sus consejos fueron oportunos, muy acertados y hoy veo que no se equivocó, siempre le estaré agradecido porque su palabra cumplió el cometido”.
Briceño Camacho cursó los estudios de primaria en la EB José Ricardo Gamboa, el bachillerato en el LB Manuel Antonio Arraíz ambos en Niquitao, su infancia transcurrió en esta población del municipio Boconó “aunque nací en Boconó, me siento un hijo de Niquitao, muchos paisanos míos hoy son sacerdotes y otros estamos preparándonos para serlo, aquí en este pueblo andino hay interés por la palabra de Dios, la gente es muy devota y católica y eso es muy gratificante” Llamado a los jóvenes “Les digo que deben estar seguro de lo que quieren, fijarse metas y superar los obstáculos que la vida nos pone en el camino, son muchos los sueños que abrigamos en plena niñez y juventud, pero si buscamos la orientación pertinente veremos que llegamos a la cima, lo digo porque en mi caso fue así, estoy seguro que a ver escogido ser sacerdote es lo que Dios tenía preparado para mí. Muchachos y muchachas todo tiene su momento, lo importante es que el tiempo lo aprovechemos al máximo y estemos consientes que es lo que queremos como proyecto de vida”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.