Dale clic a la imagen el sábado a las 9:00 am. y escucha:

Dale clic a la imagen el sábado a las 9:00 am. y escucha:
Nunca antes un Diván estuvo tan cerca de ti...Sintonízalo. Mensajes al 0426-8723699

martes, 20 de julio de 2010

Infidelidad, causas y consecuencias

0 comentarios


Texto E/CS Yosmar Fernández. La infidelidad es la peor traición en una relación de pareja y se piensa que el infiel es el culpable de un grave daño a esa relación, ya que se supone que entre los dos existe un complemento y un todo para vivir bien.

Generalmente se piensa que la infidelidad se relaciona con encuentros sexuales extra pareja, pero también existe la infidelidad producto de las crisis o problemas en la pareja; en este tipo de infidelidad no sólo se trata de un evento sexual, ya que en la persona que cae en la infidelidad busca lo que no encuentra con su pareja, por ejemplo aspectos intelectuales, físicos, emocionales, de atención, económicos, etc.
La infidelidad afecta la relación de una pareja de una manera muy negativa y posterior a este evento se deteriora cada vez más producto de la desconfianza que se genera y la poca capacidad de perdonar el dolor experimentado.

Los factores de educación van conformando la moral, los valores, costumbres, normas, formas de comportamiento, etc. Somos educados con lo que conocemos, como una conducta “normal” (nos referimos con normal que está dentro de la norma social vigente) y lo normal en nuestra sociedad es que vivamos en pareja, aunque existen otras formas, creencias, valores y costumbres.

Por otro lado hay que tomar en cuenta que la pasión muchas veces desaparece o cambia y el amor se desvanece cuando la rutina y la monotonía van llenando a la pareja de obligaciones, decepciones, mala comunicación, mala economía, mala salud, etc. Esto se puede evitar manteniendo una relación llena de detalles, experimentando y tomando en cuenta que es importante cultivar los sentimientos sin perder las costumbres de engalanar o lucir bien para su pareja.

Factores que intervienen en la infidelidad
Contra lo que muchos piensan, no es un solo factor y cada uno depende de cada persona y de cada situación y por lo tanto es muy difícil definir qué produce la infidelidad. Lo que sí se puede referir para entenderla son los factores que predisponen a las personas a la infidelidad:

La elección de la pareja, es importante señalar que no es del todo cierto que elegimos libremente a la pareja, por lo general la "decisión" está dada por factores restringidos al círculo en el que nos desarrollamos, es decir, la elección no es al azar sino que está altamente determinada de acuerdo con las actividades que realizamos, las cuales nos permiten "conocer" o relacionarnos con otras personas, incluso existen teorías que nos dicen que nos sentimos atraídos por personas que realizan actividades similares a nosotros y en estudios realizados las personas que se atraen tienen aspectos físicas en común.

Generalmente en las relaciones de pareja donde se presentan episodios de infidelidad, producen formas de amor y odio o de amor y dolor; esto es causado porque suponemos que el otro "debe" satisfacer nuestras necesidades, lo cual se da muchas veces a nivel inconsciente. Las necesidades son de manera completa e integra, entre ellas destacan, lo económico, la atención, el amor, lo sexual, la protección, la fidelidad, etc.

Las elecciones de pareja poco sanas, se hacen rígidas ante cualquier crisis o problema "vital" de la pareja, resultan conductas inoperantes para resolver o cuando menos llevar a buen término los problemas que la aquejan. Una de las conductas que hace inoperante la relación de pareja es la infidelidad. En ese momento, lo que parecía amor, se va tornando en frustración, coraje y odio, lo cual puede desencadenar que se busque una persona que complemente su necesidad.

Una usuaria de Noti Bocono solicito el tema y explicó su situación “Yo me siento entre la espada y la pared, quiero a mi esposo pero él no entiende que me siento sola, abandonada, en ocasiones me rechaza y aunque dice que me quiere siempre está mirando otras mujeres, a veces comenta sobre sus cualidades y las mías nunca las nota, me siento bien con la nueva pareja que encontré que me da todo lo que mi marido no me da, pero no me atrevo a dejar mi esposo porque sé que aun lo amo”. Esta experiencia de nuestra usuaria demuestra lo antes descrito, pero debe haber una decisión firme en cada persona que se encuentre en esta situación, bien sea terminar definitivamente con la relación o agotar los recursos para rescatarla, pero una doble pareja en nada contribuye a una vida sana y feliz.

Todo esto puede evitarse:
Se debe mantener una buena comunicación efectiva en la pareja.
Se recomienda constatar el lazo de unión en la pareja.
Se considera importante renovar los acuerdos de la pareja.
Aferrarse a su pareja tratando de valorar los aspectos positivos y restándole importancia a los negativos.

Es importante revisar cómo quieres vivir, ya que la fidelidad también es un acto de convicción, esto quiere decir que para mantenerte tranquilo (a) en una relación, debes planear qué tipo de relación quieres y propones, ya que la infidelidad se relaciona con el acto de mentir o engañar a la pareja. La fidelidad si se puede, llegar a viejitos de la mano de la persona que amas es un regalo del cielo y en tus manos está construir esa vida que Dios quiere para ti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.