Dale clic a la imagen el sábado a las 9:00 am. y escucha:

Dale clic a la imagen el sábado a las 9:00 am. y escucha:
Nunca antes un Diván estuvo tan cerca de ti...Sintonízalo. Mensajes al 0426-8723699

lunes, 6 de septiembre de 2010

La crónica menor ¡FUERA EL MIEDO!

0 comentarios

Mons. Baltazar Enrique Porras Cardozo
Me encuentro con un comentario del evangelio de San Mateo que transcribo casi literalmente porque viene como anillo al dedo para estos tiempos. Recuerda a los creyentes que no hay que temer a los que matan el cuerpo (10,24-33). El motivo de estas tribulaciones: la comunión de destino con Jesús. "Un discípulo no es más que su maestro, ni un siervo más que su amo... Si al dueño de la casa lo han llamado Belzebú, ¡cuánto más a los criados!" La persecución no justifica el miedo ni la negación de Cristo.

En primer lugar, ¡fuera el miedo! Es la consigna que por tres veces repite Jesús. Audacia, valentía y aguante deben ser las actitudes de su seguidor. El discípulo no ha de temer la contradicción, el aislamiento, el ridículo, la persecución, ni siquiera la muerte. Estos son los motivos que da Jesús:
1.° La fuerza del evangelio es incontenible y adquiere transparencia incluso en las peores circunstancias: "Nada hay escondido que no llegue a saberse. Lo que digo de noche, díganlo en pleno día; y lo que hablo al oído, pregónenlo desde la azotea".
2.° La persona es inviolable en su nivel más profundo: "No tengan miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma". Los tiranos aplastan la libertad de expresión y de acción, e incluso la vida física; pero no pueden destruir la persona y su libertad interior. El único "miedo" saludable es el temor de Dios, que no es terror a un fiscal, sino respeto a un padre, como apunta Jesús.
3.° La providencia de Dios se manifiesta en su atención a todos los seres que ha creado, aun los más insignificantes. ¡Cuánto más cuidará de sus hijos, los hombres! "¿No se venden un par de gorriones por unos centavos? Y, sin embargo, ni uno solo cae al suelo sin que lo disponga nuestro Padre... No tengan miedo: no hay comparación entre ustedes y los gorriones". Ser amados de Dios suscita alegría y devolución de amor; y éste expulsa el temor y crea la libertad y el gozo de los hijos de Dios.

Confesar y testimoniar a Cristo con valentía es su segunda recomendación. "Si uno se pone de mi parte ante los hombres, yo también me pondré de su parte ante mi Padre del cielo. Y si uno me niega ante los hombres, yo también lo negaré ante mi Padre del cielo". En justa correspondencia, Jesús avalará ante Dios a quien lo confiese ante el mundo como Señor de la historia y de la vida humana.
Entre los múltiples miedos que nos invaden y atenazan, uno de ellos es el miedo religioso. Hoy día abundan los cristianos vergonzantes y miedosos. Frente a un ambiente social poco favorable a la fe cristiana y, a veces, hostil a la misma, una de las tentaciones más frecuentes es el miedo que se disfraza de silencio cauteloso e inhibición, cuando no de disimulo. Con el miedo en los talones no se puede servir a Dios ni confesar y testimoniar a Cristo.
Los venezolanos hemos de tener esperanza y confianza. Si grandes son los obstáculos que se han de vencer, mayores deben ser los esfuerzos por la reconciliación, la paz y la solidaridad, especialmente con los más pobres. Es la lección que nos debe animar a no tener miedo.

29/ 14-7-10 (3128)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.