Dale clic a la imagen el sábado a las 9:00 am. y escucha:

Dale clic a la imagen el sábado a las 9:00 am. y escucha:
Nunca antes un Diván estuvo tan cerca de ti...Sintonízalo. Mensajes al 0426-8723699

lunes, 18 de abril de 2011

A pesar del alto costo la tradición del consumo de pescado se mantiene

0 comentarios
***En la temporada de Semana Santa la tradición obedece al consumo de pescado salado y dulces caseros, por lo que la venta de este alimento se eleva al inicio de la temporada.

Yosmar Fernández Villegas / Gráficas Alirio Altuve Contreras CRGV 1.054 /

El elevado costo de pescado es visible y muchos lo comentan, sin embargo según algunos vendedores la venta se mantiene igual que en años anteriores.

Al parecer la tradición unida a la fe de la vivencia de Jesús en la tierra, enlazada con su muerte y resurrección, siguen siendo acontecimientos que inspiran respeto a los fieles, quienes prefieren prescindir de la carne en estos días santos, al costo que sea necesario. El vendedor Héctor Rojas explicó “el bagre rallado lo tenemos en 60 bolívares igual que el pescado dorado, pero hay otras opciones más económicos, se ha logrado vender lo que se pensaba, sólo esperamos por los turistas”.

Venta en diferentes ubicaciones
Las personas tienen varias opciones según su gusto para adquirir el pescado, bien sea en las pescaderías, en el mercado campesino Tiscachic o en las diferentes avenidas del municipio, como en el caso del comerciante Héctor Rojas, quien además de vender en el Tiscachic, tiene un puesto de venta de pescado en la avenida Rafael María Hernández “allí nos ha ido bien, porque la gente se acerca sin problemas, el pescado está saliendo y esperamos la gente siga comprando para que pueda cumplir con la tradición de Semana Santa”.

Sin embargo para Ana Morón ama de casa el panorama no es tan alentador “un kilito no alcanza para nada, porque se resume al cocinar, hay que comprar varios kilos para una sola comida, en mi casa somos 6 y en un solo almuerzo llegan justos dos kilos y medio, que equivalen a 150 bs. Fuertes, aparte de las verduras, vegetales y los dulces que también se estilan, me parece carísimo, nosotros comeremos así un solo día, porque no alcanza para más”.

Esta es la realidad de la familia venezolana, sin embargo como se evidenció al inicio de esta redacción, la tradición se mantiene y la fe permanece viva en los corazones de las familias boconesas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.